Home Analisis «Un diamante pulido para la realeza».

«Un diamante pulido para la realeza».

por serpic0

Éste es la descripción general que realiza la inmobiliaria Engel&Volkers de una casa situada en Maspalomas que cuesta más de quince millones de euros.

Se trata de uno de los más de medio millar de inmuebles que superan el millón de euros en Canarias. En el caso del pisito de Maspalomas, cuenta con 4.400 metros cuadrados, casi 1.000 edificados, diez dormitorios, diez baños y piscina.

La inmobiliaria, de origen germano, define vivienda de lujo todo lo que parta de un millón de euros, aunque en el caso de los apartamentos la cifra desciende a 600.000 euros. «El precio se orienta siempre por la ubicación y el equipamiento», sostiene el director de desarrollo de Engel&Volkers, David Scheffler, que reconoce que «estamos en un sector que también ha notado los efectos de la crisis. Se ha producido un ajuste en el mercado inmobiliario», destaca.

Caída de precios
Los precios han descendido entre un 25% a un 35%, lo que ha animado a muchos clientes a invertir en viviendas de segunda residencia. Además, los precios en las Islas son considerablemente menores que en Mallorca o Ibiza. En cuanto al comprador suele ser extranjero (alemán o escandinavo) y busca una vivienda unifamiliar.

La casa, por lo general, debe tener vistas al mar, piscina, jardín, tres dormitorios, tres cuartos de baño mínimo y por supuesto una zona independiente para huéspedes. Buenas conexiones e infraestructuras son también requisitos ineludibles.

Los clientes se corresponden con un turista que desea disfrutar de estancias cortas porque su primera residencia está en el extranjero. Las viviendas de lujo se pueden definir por su ubicación excepcional y equipamiento exquisito, explican desde Engel&Volkers. No obstante, sí hay compradores que buscan viviendas de primera residencia, con un carácter más hogareño. En el caso de las viviendas de lujo, la ocupación se extiende por lo general de dos a cuatro veces al año, y periodos de tiempo relativamente pequeños.

Tiempo de recesión
El tiempo de espera para vender una vivienda de lujo oscila entre los tres meses y el año. «Vivimos tiempos de ajuste y muy diferentes a los vividos hace cuatro o cinco ejercicios», sostiene el representante de Engel&Volkers. Sin embargo, el mercado disfruta pese a todo de movimiento, que parece desvanecer los fantasmas de la rescisión. 

Por su parte, fuentes de la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI), adscrita al Banco Santander, reconocen que las casas de lujo «son un segmento complejo en el que el cliente es sumamente exigente y suele apretar al máximo el precio». 

El comprador, que en pocas ocasiones pide financiación, «sí tiene un riesgo porque en caso de que le vaya mal su economía y no pueda pagar el inmueble, el banco tendrá una carga que será difícil de recolocar debido al elevado precio de la vivienda de lujo».

El sector destaca que el estancamiento de la oferta en esta clase de inmuebles es mucho menor que en el mercado generalista. «A veces», continúan estas fuentes, «es más complicado que una familia media logre un crédito para comprar un piso de 200.000 euros, que un banco conceda una financiación a una gran cuenta para la compra de una residencia de lujo».

You may also like

Deja un comentario